El objetivo de una instalación de saneamiento de un edificio es facilitar la evacuación de las aguas que llegan a él. 

Las aguas que hay que evacuar son de diferentes tipos: aguas pluviales que recibe en cubiertas, azoteas, etc., así como aguas fecales.

La descarga se realiza por gravedad hacia los conductos generales verticales (bajantes) y otros de menor sección (desagües).

Dicha evacuación puede realizarse mediante redes pluviales y fecales separadas o en una misma red sanitaria.

Todo este sistema debe estar sujeto a las características del alcantarillado municipal, que podrá ser de doble red, red unitaria para los dos usos, o una sola red que únicamente admita aguas negras.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted